9 décembre 2009

Nos quedaremos hasta que las velas ardan*


eco de túnel que gana mi almohada
decime con tu voz
            con tu sola voz
calla niña. Ya es la madrugada de nuestro encuentro

estallarán los ladrillos de mi templo de aromas viejos
de viejas suciedades y viejos versos
y se tropezará el recuerdo y será
otra mancha estampada en el suelo de mi historia

yo voy a mirarte con ojos huecos
y un movimiento distraído de mi pelo
voy a pedirte que te quedes

hablame
hablame con tu sola voz
y vos
calla niña. Ya es la madrugada de nuestro encuentro

*
*

A.M.P

* verso tomado del poema "Historia antigua" de Paquito Urondo

4 commentaires:

C. H. Armagnague a dit…

Hola.

Gracias por pasarte por mi blog y dejar un comentario.

Ahora estoy en medio de un viaje, y apenas me conecto a Internet, pero ya te comentaré qué opino sobre lo que escribís. Por lo menos se ve que lo hacés -escribir- bastante más que yo.

Saludos.

P. Sánchez Bonnin a dit…

bonitos versos Amelie, no conocía a Paquito Urando, ¿qué es un poeta argentino si no voy mal no? jaja me ha gustado mucho. ¡Saludos y suerte!

Rogger Avendaño Cárdenas a dit…

Bello poema el de Paquito.

:)

Grande, Paco.

Saludos para ti, hasta Argentina.

Ein ~ a dit…

el trayecto de lectura de este poema me resulta claro, diáfano, parece haber sido escrito como en un estado de entre sueño donde esa voz en cursiva se confunde (se funde, mejor dicho) con el yo poético