3 août 2011

La onomatopeya es imposible

Una hoja arrastrada por el viento
Susurra mi nombre.

Está seca, desahuciada.

Delante de ella un panorama gris
De infinito asfalto
De calor.

Me llama, desesperada hoja.

Pide
La piedad del sol.
Pero los rayos no son verdugos, los rayos
Quieren tener los dedos limpios

Para acariciar la piel de las muchachas en la playa
Y de los muchachos

Este sol
Bisexual y cruel
No llega a burlarse de la hoja seca

Ignora
Su penosa agonía, su penoso
espectáculo

Y yo público qué voy a hacer, qué voy a hacer

Sólo serán tres pasos
Tres pasos y un crujido

Tiemblo, irreversible
un mundo depende de mi antojo

---.

Tan simple como eso
Y el sol jamás se habrá enterado.


*
*


A.M.P

2 commentaires:

Noelia Palma a dit…

es que realmente vengo, leo
y me queda un silencio adentro terrible.

un abrazo

Rio a dit…

Es que tal vez el sol jamás sepa de nosotros como figuras cercanas, siendo alimentadas a la fuerza, viviendo como se puede sin merecer la vida en sí...

¿Qué hará una hoja seca, sino relucir sus puntas en filo para pintar panoramas amarillentos y crueles?

Se nos resquebraja la vida, Amelie, tan sólo se resquebraja...

Rio