31 décembre 2011

Despertar




Los ojos se abren
Y una avalancha de no sé qué derriba las pocas hojas verdes
que quedan de la juventud.

“Si hay algo peor que el abandono, no sé…”

Las piernas salen de la cama, solas
¿para qué tomarse la molestia de salir?
Pero la inercia hace su trabajo y de pronto
Ya los dientes están siendo lavados.

El espejo es malo, malo
Muestra la inesquivable individualidad de la carne
La ausencia de esos ojos.
Sólo los míos, hoy, miran desde esa línea paralela
Con lagañas y sueño.

“Bueh, qué va a ser…”

La luz continúa invadiendo la habitación
Mientras suena la mañana
Indiferente, absolutamente indiferente.

Y ya las piernas están en la cocina
Oliendo el café de siempre
Pero no es el de siempre
Le falta.

“Es así, ya’stá…”

Y el suspiro baila el humo que salía de la taza
En línea recta como nunca.

Los labios saben que no deberían
Pero prueban y

“ay, laputamadre”

Y esa voz
Aumentada por la taza
Se pierde luego en la cocina
Entre los platos sucios de ayer y las hornallas tristes
Después del microondas.

Los ojos se cierran
Pero las piernas siguen firmes
Y mirar el diario es fácil
Parece que en el mundo no pasara nada.

“Y si se quedara…”

Pero la bronca.
G o o g l e en la pantalla
El universo al alcance del antojo
Y nada para buscar aunque la inercia
Empieza a afectar los dedos.

Y el recuerdo de la no vigilia
Es el más amable
No como la mañana
Que ya entró en mi departamento confirmando que
Efectivamente el tiempo pasó.

“Ya está, ya fue…
Bueno, a ver, Cristina está enferma, Boudou… –pero quién carajo es /Boudou
Y qué me importa?-”

De pronto la computadora está apagada ya
Y las llaves suenan en la palma izquierda.
La derecha
Es para los recuerdos.

El ascensor no se mueve
Al fin un ente que no complota con la mañana.
Pero ahí están, mirando desde el costado izquierdo inferior,
Las escaleras y la inercia.

El edificio se abre, el aire fresco fracasa
Y hay tanto sol afuera que

“Ojalá fuera ayer a la noche,
Ojalá fuera hace dos meses…”

*
*

A.M.P

Aucun commentaire: