28 mars 2013

II



No.
Hoy no puedo conmigo
ni siquiera contra mí.
No me queda nada más
que esta insípida sensación que no llega a ser tristeza
una forma de dejadez
una vejez precoz, primera
entre tantas que vendrán
a guardar mis insolencias bien al fondo del placard.

*
*

A.M.P

Aucun commentaire: