30 juin 2013

(Lo primero, siempre, lo que antes que todo quiero es...)



Lo primero, siempre, lo que antes que todo quiero es
tu sonrisa, grande inmaculada
mientras la yema de mis dedos presiona tus muelas hasta soltarlas
de esa totalidad que es boca
para muchos, para mí no es
más que un puñado de células
revueltas, cancerosas me enferman tus muelas que ya
no son tuyas, nunca fueron, nunca fueron
más que siempre solamente muela
y no importa, no importa, no importa realmente:
sonreír sin dientes es sonreír también
el gesto es una actitud, una actitud y la boca oprime
lo limita en su forma y extensión por eso quiero
esa sonrisa siempre y mucho más más más
cuando agarro el encendedor y lo mezo como lengua enardecida bajo tu paladar
total
el gusto
siempre siempre todo el tiempo es para mí
el menos sutil de los sentidos. Ahora el oído
el oído, oído, centro del aparato deseador, ése
no te lo arranco no
mi oído que si gritás más y te crispás se enciende y entonces se me para
la imaginación y mirá que es dura y grande
qué grande es voy a hacerte un cráter, te voy
a guardar tus muelas las cenizas del paladar y aún más
succionar
tu saliva y reducirla a su mínima expresión hasta
hasta destrozarte el ADN, total
es sólo un dibujo de ¿ferrocarril retorcido? eso es
uno antiguo pintoresco inútil sólo puede
decorar de identidad lo que nunca jamás siempre será
y tan chico ADN no entra en cráter
el que te voy a abrir con la imaginación mía excitada
pero los ojos, los ojos sí te los descuerpo
te los guardo pupila abajo en cráter así no me ves y esto
esto que es cruz cuando me ves sea lo que es que sea:
un palo largo, un palo corto y clavan
clavan tus ojos clavos y vos
me agujereás el Jesús que soy a mí y yo
me quiero irme yo yo
me quiero volverme a mí que tan bien estaba pero ay me duelen
los huecos de los dientes y ay puta madre
cómo arde el paladar


*
*

A.M.P

10 juin 2013

I



Insomnio. El aire
áspero
entra, sale, entra.
La almohada teje fantasías,
desde el rincón
otros ojos obsesivos examinan la vigilia de sus gestos.
Ella intuye la mirada, se le repliega el sexo.

Áspero el aire
y los ojos
que se acercan como animales destinados
a esa piel
que promete un cuerpo pero lo esconde
esa piel
sitiada ya por manadas hambrientas
quieren carne, ella es cuerpo
áspero el aire
y la lengua y los dientes
tantos felinos en mi pecho
tienen hambre y yo soy cuerpo
entran, salen, entran
adquieren
velocidades imposibles y dibujan
vértigo en mi sangre.

Insomnio. Calma.
La manada ahora es
mero fluido entre esa piel, mi piel
que promete un cuerpo pero lo esconde
que promete
estallarme los rincones con gemidos
cuando entienda, al fin, el placer entre estas garras.

*
*

A.M.P


4 juin 2013

Retener qué




pero eso, mínimo como el átomo,
huye aún
por la grieta que se abre entre los dedos cuando entierran, desesperados,
las uñas en la palma.

*
*

A.M.P