15 octobre 2015

Nos matan

CHE, vos,
nos matan, nos están matando
una a una GOLPE
y grito, y aullido, y oídos cerrados
nos matan
nos están matando
pupilas fijas, una a una, GOLPE
cuchillo en mano clava, hasta nunca y siempre,
pupila amiga, aullido en fuga,
siempre
tres renglones en la página veinte del diario
y mañana
su olvido y mi llanto,
su olvido y mi llanto y GOLPE en la mesa desayuno mi impotencia
y la de ella y ella y ella y ella
tres renglones una vida entera
toda muerta ¡PAF! pupilas fijas
nos matan
nos están matando
y afuera todavía árbol y poste y semáforo y vereda
para mí todo lo mismo, todo mezclado, pupilas arden
shh… no cedas al llanto
no cedas
¡NO CEDAS!
llanto.
Hormigas en mi sangre y gusano en su arteria
cuerpo helado, cuerpo frío, por favor
reciban
a éste, tibio
porque una vez más una más
allá va, tres renglones, una más
una más una más cuántas más
(muchas más)
NO CEDAS
nos matan nos están matando
nos atan la garganta
nos muelen a palos
como café
café frío que estoy desayunando para bajar la impotencia se me atora en la garganta junto a tu cuerpo tibio y asediado GOLPE
pupila fija, sube el fuego del estómago a los labios
este incendio no se apaga sólo con llanto
este incendio
no se apaga
la mirada, como siempre, un infierno
una a una, arde, quema, no cedas
¡NO CEDAS!
No cedas, pupila, sé infierno
Infierno en duelo pero infierno
siempre fuego.

*
*


9 septembre 2015

Serie "La hora de los trenes" (Frag.)

No pasa el tren de las seis
y el andén calla
como si fueran las tres de la tarde.
Solo escucho la voz de Lidia
desdibujada
arrastrada por una brisa tibia hasta las vías
donde todo pesa más.

Con las piernas cruzadas
las manos sin boleto que arrugar
y la respiración acelerada
espero un tren que no llega.

Entonces, empujada por la tarde,
toda mi infancia baja al andén:
los dedos de la tía en el tejido
el tedio de mis hermanas cuando la siesta
se lleva hasta las ganas de jugar.
La primera bicicleta y los paseos
de cara al río donde el paisaje se aleja
y traza una pregunta.

La memoria de esos años enlutada
llena de tierra
como los rincones de la casa de la abuela
que hoy
estrena otra familia
sin niñas.

Baja la barrera.
Miro, una vez más, la calle de tierra.
Atardece en el horizonte
todos los instantes se acuestan en el sol.

*
*

A.M.P

12 août 2015

Por ahora


Todo en el mundo comenzó con un sí.
C.L.

Acá estamos
y tal vez ya nada nos sea explicado
aunque tercamente
supimos esperar.

Acá estamos
frente a frente
porque solamente
podemos estar.

*
Y empuñamos tan fuerte
nuestra pregunta
que la piel la absorbe sin quejas.
Y dormimos
acunadas en ella
por si acaso fuera
lo que permanece.

*
Tenemos pesadillas
la almohada despierta y grita.

*
Acá estamos
frente a frente
decimos Son las doce ya, tal vez
sea tiempo de jugar a una certeza.

*
Olvidar la pregunta
simplemente estar
a dos pies en tierra
sin pedir permiso.

Sin pedir permiso.

*
Eso
es sólo y todo
lo que sabremos.


*
*

A.M.P

4 août 2015

Versiones del asfalto


                  I

Cramer y Pampa es una esquina muy fría
pero los jueves
él revolea sus antorchas y juega
a ser más que el invierno.

*
*

A.M.P

15 mars 2015

Trayectos subjuntivos (Frag.)


                     I

Que sea un silencio de arena
lo que nos hiere la garganta a la hora de gritar
Que guarde promesas de mar
entre sus ásperas células.

*
*

A.M.P