27 décembre 2016

Temporal

Ahí donde antes tu piel
hoy muerdo el silencio
sangra
en la punta de mi lengua
Llueve
contra los dientes
cae y estalla
el espacio que se abre entre las gotas.

*
*

A.M.P

26 octobre 2016

Langue choisie

Ya es noche y una más en nuestras vidas
pero vos, estremecida
escondés tus gestos en mi brazo izquierdo
porque detrás del océano de pronto sentís
como un felino todo el cuerpo
y parece
que a mi piel se adhieren tus desengaños
la amenaza intermitente
de fallarlo todo
y también
esa mínima y constante alegría:
saberte acá
detrás del gran espacio que ocupa el mar.
Cruzaste un mundo invertebrado
y pactaste tregua fina
con una soledad desconocida.
Despoblaste a fondo tus arterias
y aún así
todavía
palpita en tus manos
la más íntima necesidad del tacto.
Me mirás
como un golpe
atravieso tus ojos, se afinan las pupilas
navego el movimiento
puedo espiar
la infiel historia de tus gestos. Ya
somos cuatro labios
uno sobre otro y otro y otro y de pronto
dos lenguas sin tierra, tan juntas,
sólo saben callar
incendiar
dos cuerpos que se intuían oceánicos.


*
*

A.M.P

5 septembre 2016

Rojo oscuro

Sólo ella se atreve a mirarme así
Con tanta fijación
Que estallan sus ojos mientras me arranco
La piel como ropa desgarrada.
Solo ella se atreve a incendiar sus dedos
En mi infierno agazapado
A morder uno a uno los costados
De mis violencias
Las más huérfanas y hambrientas ganas
De todo.
Ella sola acerca su puño a mi boca
Y me deja enterrar el colmillo
hasta el fondo.
Como una fruta, ella,
desangra entre mis dientes
su jugo amargo

*
*

A.M.P

26 mai 2016

(Con las manos astilladas...)

Con las manos astilladas ya
arde
tanto aplaudir la ausencia.

*
*

A.M.P

25 mai 2016

Alta en el cielo

Perseguir la risa
perseguirla hasta los rincones
más atacados
abrazarla
empuñarla alto (y si se escapa
atraparla)
apoyarla en la boca a pura convicción.
Morderla (ay, nos olvidamos
nuestros dientes son de barro)
escupirla sobre los dedos, mirarla
fláccida, sucia
materia oscura húmeda en saliva, ay
como mierda entre las manos
la abrazamos, sí, igual
(es un triunfo esta sonrisa)
la estampamos de un golpe en nuestra cara
sobre los ojos
nos tapamos de risa hasta el ahogo
esto era
era esto
encontramos el tesoro:

¡Alegría!

*
*

A.M.P

4 avril 2016

Otra mancha muda o el lugar /donde arrojar los restos del grito


A todo brazo me arranco la garganta
la revoleo
estalla en tu espalda
gotean mis cuerdas vocales
las más graves.

Bajan por tu piel
melodías que hacen bailar la sangre.
Roja
tu cintura no gira.

No gira.
Mi alarido se pudre en la parte
más ciega de tu cuerpo.

*
*

A.M.P

6 février 2016

Azul en Re menor (frag.)


La hora azul

Para despedirme de vos
(de vos, vos, vos)
voy a arremangarme el cuerpo
pliegue sobre pliegue.

Como la piel arcaica de una vieja
que tiembla y tiembla
y finge olvidos
y conoce la hora y sabe
que es tiempo de decir, y aún así
(aún así)
se atraganta en el relato de esa historia.

*
*

A.M.P

10 janvier 2016

Memorias del campo de batalla

               
                 I

Sus ojos rojos
templo habitado por dioses paganos
ellos descargan
toda su humanidad en mí.

Las guerras de Homero en su mirada.
La derrota.
La ruina anticipada.
Toda mi ciudad se inclina y cae
sobre sí.

Los dioses ríen o lloran.
Ejercen aún sus afinidades electivas.
Huelen todavía a vino.
Se alejan a paso lento, aturdidos.
No imaginan, ni unos ni otros,
próximo futuro para las ruinas.

Sin embargo se dice
que los dioses cabizbajos sueñan
después de la guerra el descanso.
Se dice también que auguran:
Cuando la última estela divina
se haya disipado
las ruinas sabrán despertar
y serán,
más bellas que Helena en ayunas
más fuertes que la voz de las sirenas…

*
*

A.M.P